Monday, June 21, 2010

Del Día del Padre: V Maratón en Aguas Abierta en Bacalar 2010

Escribir me hace mas honesta porque puedes decir cualquier cosa a una persona pero cuando reflexiono sobre lo que me pasa, mis palabras escritas siempre estarán de testigo fiel a mis andanzas. Las palabras que digo son tinta sobre el viento, algo que no puedo tener en la mano.

La palabra "recordar" viene del latín recordis que quiere decir "volver a pasar por el corazón".

Y quiero recordar.

El camino a Bacalar de ida fue bautizado por Dami como “Seis horas con Fumi en un camión para ir a nadar”. Imagínate la Ruta 1 de la ZH pero que dure 300 kilometros y tendrás una leve idea de cómo fue nuestra ida: recogiendo gente en medio de la carretera; parando en casi cada casa de cada pueblo; vueltas y vueltas. Llegamos fritos, a punto de comer la cacerola entera de la pasta que Soni nos preparo.

Temprano el siguiente día, nos marcamos y nos alistamos. Fue en los minutos antes de empezar que empecé a ponerme nerviosa. Agarré la mano de Yadira antes de meternos en el agua.

Hay que hacerlo. Hay que hacerlo.

Silbatazo.

Sentía el agua y concentraba en mi ritmo. No ubicaba bien la segunda boya y llegué contra un poco de corriente. Ya cuando llegué, donde antes hubo un mundo de gente, nada mas estaba un señor nadando conmigo. Mis clavículas se sentían raras, una presión sobre ellas que nunca había sentido antes. Era como un masaje suave al principio que se volvió a ser más y más fuerte, transformándose en un dolor.

Ya cuando llegue a la meta para dar mi segunda vuelta, hubo gente quienes estaban terminando.

Y me dio pena.

Los quienes estaban apuntando los números de la gente quienes llegaban veían que, en lugar de llegar al tapete, di la vuelta.

“Mira, apenas va a dar la segunda vuelta,” escuchaba en mi imaginación. Y mientras pasaba la gente quienes vinieron a vernos, me acordé de algo.

Cuando le dije a mi padre que había hecho un medio Ironman, las primeras palabras de su boca eran, “¿Y que te faltaba para ser la primera?” Deja que acaba de nadar 1.9 km, rodé 90 km en bici y corrí medio maratón. ¿Por que no llegaste en primer lugar?  

Como que no era suficiente que terminé. Tenía que haber ganado. Que yo no era suficientemente buena. Que todo lo que hice de entrenamiento, de sacrificio y de sufrimiento no valía simplemente porque no llegué en primer lugar.

Hijo de su puta madre. Hijo de su puta madre.

Repetía esta frase en mi cabeza como mantra mientras una lagrima se quiso escapar. Y mientras nadaba a la primera boya, supe que tenía que mostrarle que yo podía. Y más importante, tenía que mostrarme a mí de lo que soy capaz. Pensé en todas las cosas lastimosas que me había dicho mi padre. Me acordé de los castigos humillantes de mi infancia y adolescencia cuando de repente, me di cuenta que era el Día del Padre, el día que celebramos a estos hombres quienes nos dieron su amor y, a veces, su sangre.

Y me cayó el veinte.

Como aquella mujer quien hizo un Ironman, seis meses después de haber conquistado al cáncer, me acordé que no soy mis circunstancias. No soy mi enfermedad. No soy mi padre. La Republica de Fumiko es una democracia de uno y yo decido hasta donde.

Así que elegí.

En mi corazón, se que mi padre es una buena persona que muchas veces, dice cosas negativas, y esto me ha dado los elementos para ser la persona que soy. De luchar por mi y saber valer por mi. Que yo decido que hacer con lo negativo. Que el me quiere y yo también lo quiero. Que yo pongo el alto hasta donde dejo que me afecte su percepción, superar mis circunstancias y aceptar que nunca lo voy a poder cambiar. Que no hay nada que perdonar porque al fin de cuenta, si no hay ofensa, no se requiere de una disculpa.

Mis hombros se estaban doliendo desde hace rato y supe que seguiría nadando hasta que se me cayeran de mi cuerpo. Y cuando un kayakista me preguntó si estaba bien, nada mas levanté un puño con el pulgar hacia el cielo.

No supe encontrar las palabras cuando Dami, en la meta ya, con una sencilla pregunta de "¿como te fue?", desató adentro de mi una avalancha de sentimientos. Al contestar "fuerte", tampoco supe como contestarle a Memo cuando me preguntó "¿por qué?"
--------------------------------
Domingo, 20 de julio de 2010: Hoy hice mi primera competencia del año. Quizá no dio el resultado que yo esperaba.

Lo que si se es que me dio mucho mas.

Feliz Día del Padre, papá.

3 comments:

  1. Marilupe PriescaJune 23, 2010 at 7:22 AM

    Fuerte... muy Fuerte... pero quiero que sepas que en mi tienes a una persona que nunca dejara de admirarte, y que eres un ejemplo a seguir para muchas personas.
    Felicidades por otro logro en tu vida!!! vienen mas!!!!!!
    te quiere y Admira
    Marilupe

    ReplyDelete
  2. Fumi,, como has dicho,, somos el resultado de nuestros propios pensamientos,
    me da un gusto enorme que hayas decidido competir,, y mira quien te lo dice,,, recuerda que los limites,, son aquellos que nosotros mismos nos imponemos,,, sigue adelante,, y recuerda que siempre tendras a tus amigos para apoyarte,,,
    un abrazo enorme,,,,,,,

    ReplyDelete
  3. Fumi - No tienes que ser la primera en llegar para ser un heroe. Tu misma has visto cuanta gente te busca en esos eventos, y cuanta gente te admira. Son realmente pocas las personas que pueden completar eventos asi (yo no puedo!!) y debes estar tan orgullosa de ti misma por haber llegado tan lejos y haber inspirado a tanta gente que ni conoces. A mi me impresionas diario.

    ReplyDelete